Creatividad en ingeniería - Parte 1

La creatividad es un concepto complejo, actualmente investigado con diferentes enfoques que iniciaron en la psicología y se extendieron a diversos campos. Este tutorial pretende mostrar algunos de sus mecanismos, con los cuales quizás muchos se sientan identificados, para mejorar nuestras prácticas de diseño. No se trata de incrementar esta capacidad (ojalá se pudiera) sino de conocer algo de ella para, al menos, no bloquearla u obstaculizarla sin darnos cuenta.

  1. Step 1: el rol del subconsciente

    Los expertos en creatividad discrepan en muchos aspectos, al punto que ni siquiera se ponen de acuerdo en una definición universal para ella. Uno de los muchos aspectos en discusión es si el subconsciente es parte importante o no del proceso creativo.

    Personalmente, al margen de lo que afirmen, no puedo dejar de lado mi propia experiencia con la creatividad. Irme a dormir con un problema y despertarme, incluso a media noche, con una solución, es algo que me sucede desde que tengo uso de razón, y por ello nadie puede convencerme de que mi mente no trabaja a nivel subconsciente (incluso inconsciente) en la búsqueda y evaluación de soluciones, al menos a nivel conceptual.

    Lo que sí entiendo y acepto es que, al momento de analizar detalles, desarrollar y verificar las soluciones, es el razonamiento consciente quien toma las riendas del proceso. Inclusive, acepto que muchos casos de diseño y problemas en general, son resueltos en el plano consciente (como cuando te dan un problema de ingeniería en la universidad o en la oficina y te sientas a resolverlo... no te acuestas a dormir para encontrarle soluciones).

    Me identifico plenamente con la visión de algunos expertos que otorgan relevancia al rol del subconsciente. En particular, el notable neurocientífico argentino Dr. Facundo Manes, afirma en una de sus conocidas obras (recurro a la paráfrasis para sintetizar las ideas más relevantes):

    Fuente: Manes, F., & Niro, M. (2013). Usar el Cerebro. Conocer Nuestra Mente para Vivir Mejor. Buenos Aires: Le Libros.


    Texto de la imagen para copiar y pegar en el traductor:

    El cerebro trabaja en todo momento con la información adquirida, y más aún cuando no nos concentramos en ella. Los mejores momentos para crear son los de relajación, inactividad, sueño diurno, sueño nocturno (donde se comprobó que la actividad cerebral es similar a la de estados creativos) y al despertar. Las pausas o descansos son necesarios para la novedad de las ideas. La actividad cerebral que se observa justo antes de resolver un problema es la activación de las áreas de imaginación y de asociación, y los mensajes eléctricos entre ellas. Es erróneo "concentrarse para lograr una idea o solución novedosa" ya que dificulta el trabajo de las áreas que hacen nuevas asociaciones en el cerebro.

  2. Step 2: una teoría de la creatividad

    Existen numerosas teorías, muchas de las cuales se gestaron desde la psicología, y reflejan las coincidencias y las discrepancias antes citadas entre los expertos. Una de ellas, atribuida al matemático Jacques Hadamard, rescata una teoría previa que postulaba cuatro etapas (preparación, incubación, iluminación y verificación), debida a Ghaham Wallas.

    El desarrollo de ambas teorías excede los alcances de este sencillo tutorial. No obstante, se opta por presentar una representación gráfica personal que recurre al lenguaje común entre los diseñadores: el dibujo, asumiendo sus posibles omisiones y errores dado que se trata solamente de la interpretación personal de un ingeniero.

    La teoría de Jacques Hadamard (The psychology of invention in the mathematical field, 1945) como evolución de la de Graham Wallas (The art of thought, 1926) combina teorías previas y hace hincapié en la asociación de ideas. La ilustración personal siguiente recurre también a la idea del “iceberg” que Freud asociaba con los niveles consciente, preconsciente e inconsciente de la mente:

    Metafóricamente, intenté volcar a este gráfico una analogía entre la búsqueda de ideas y una búsqueda real de objetos valiosos en el fondo del océano.

    Ambas tienen una instancia muy importante, a nivel consciente, de "preparación" para la búsqueda (estudiar el terreno, obtener datos, reunir el equipo necesario, decidir una dirección inicial de búsqueda, etc.).

    Luego de ella, y sobre todo en casos donde la duración del proceso creativo excede días, semanas, meses o más, se da un proceso de "incubación subconsciente" que, al menos en mi caso, promuevo haciendo trabajos distintos (abstención voluntaria), en el cual ocurren eventos involuntarios de asociación, generación y descarte de ideas.

    La tercera etapa tiene que ver con la emergencia, a nivel consciente, de algunas ideas que son (o al menos parecen) potencialmente útiles y que a veces se percibe como un clic o "iluminación" instantánea que, en realidad, no fue tal, sino fruto de una serie exitosa de asociaciones y trabajo subconsciente a lo largo de cierto tiempo.

    Por último, el raciocinio a nivel consciente toma el control para proceder a la elaboración detallada de las ideas, la verificación de su funcionamiento y arduo trabajo posterior para convertirla en algo realmente útil y/o bello. No puede esperarse del proceso subconsciente un trabajo final refinado, sino un punto de partida para elaborarlo.


    Fuente: Valderrey, M.E. (2021), “Catalizadores Creativos en Ingeniería Conceptual: Evaluación de Habilidades Visuales y Verbales para Diseño Mecánico”. Propuesta de tesis doctoral, UNINI-México. No publicada.

  3. Step 3: creatividad y resolución de problemas

    La teoría de la Gestalt (psicología de la forma o de la configuración) parte de la idea central de que toda actividad mental se relaciona con la resolución de problemas, y que la búsqueda de soluciones responde a una tensión que se relaja en presencia de la solución, la cual se reconoce como cierta gracias a una revelación (insight).

    En principio es aplicable solo a problemas con solución única, a la cual se llega a través de un plan específico, y que brinda total certeza de su validez al ser hallada.

    Entre los psicólogos notables que aplicaron los principios de la Gestalt se destacan Wolfgang Köhler (The task of gestalt psychology, 1969); y Max Whertheimer (Productive thinking, 1959). De nuevo, una descripción exhaustiva de sus teorías excede los alcances de este tutorial. No obstante, para ilustrarlas imaginé un hipotético problema geométrico que plantea la necesidad de calcular las diagonales (hipotenusas) de triángulos rectángulos, simulando desconocer el teorema de Pitágoras. Haciendo el ejercicio de abstraerme del conocido resultado, reproduje mi intento de “pensamiento productivo” (equivalente para la Gestalt a “creador”) basado en el ajuste de formas.

    Este proceso inicia con una interpretación del problema para un caso particular más simple y llega a una primera solución que relaja la tensión inicial. Esta solución intuitiva se basa en asignar áreas asociadas a los catetos del triángulo y reconocerlas luego (como sectores coloreados) para arribar al resultado "supuestamente desconocido" que indica que el cuadrado de la hipotenusa es igual a la suma de los cuadrados de los catetos.

    Pero la solución particular inicial pronto demuestra no ser aplicable con generalidad y, entonces, retorna la tensión por plantearse un nuevo problema, aún más complejo, que solo logra resolverse a través de una reestructuración del pensamiento. Esta reestructuración parece sutil, y consiste tan solo en una superposición diferente de las áreas originalmente consideradas, que permite vislumbrar (por sectores) la equivalencia entre las áreas asociadas a los catetos y a la hipotenusa:


    Fuente: Valderrey, M.E. (2021), “Catalizadores Creativos en Ingeniería Conceptual: Evaluación de Habilidades Visuales y Verbales para Diseño Mecánico”. Propuesta de tesis doctoral, UNINI-México. No publicada.

Comments